hktdc.com. Su puerta de Entrada al Comercio Mundial.

Hong Kong Trade Center.com. Su puerta de Entrada al Comercio Mundial.

hktdc.com es un servicio proporcionado por el Hong Kong Trade Development Council que enlace con el mayor banco de datos de contactos comerciales de Asia, un extenso catálogo de productos y servicios, los principales eventos de promoción comercial y oportunidades, inteligencia de mercado actualizada y amplias herramientas comerciales, todos éstos esenciales para los negocios de hoy en día. La mayoría de los servicios son gratuitos. Las siguientes guías de navegación le ayudarán, como nuevo usuario, a conseguir el mejor uso de hktdc.com.

Photo hktdc.com Portal sectorial

·         Se han elaborado cinco específicos portales verticales de industrias en hktdc.com como interfases entre proveedores y compradores. Éstos cubren lo siguientes sectores, que están entre los sectores exportadores de mayor ingreso de Hong Kong : Productos electrónicos y eléctricos ; Prenda y Textil ; Regalo y Hogar; Juguetes, Juegos y Deportes ; Relojería, Joyería y Óptica; Banca y Finanza; Diseño, Marketing, Licencias y Ferias; Cine; Tecnología de Informacion y Comunicación; Infraestructuras e Inmobiliaria; Logística y Transporte; Servicios profesionales

Photo Ciber Marketplace del TDC

·         Guia de abastecimiento – un verdadero mercado online para productos, servicios y marcas de 100.000 compañías de Hong Kong.

·         Enlace comercial – un servicio de enlace localizado en Internet para que usted encuentre y conecta con socios comerciales en el ciberespacio.

·         Ferias comerciales – una puerta de entrada rápida hacia la información y los servicios exclusivos en lo referente a las ferias internacionales del TDC.

Photo Contactos comerciales, socios y oportunidades de negocio

·         e-Tendering le permite licitar propuestas del Gobierno de HKSAR y buscar anuncios de ofertas alrededor del mundo. En China Bidding, capture las oportunidades que están surgiendo de adquisiciones y propuestas del gobierno en China.

·         PR Newswire, una fuente líder de noticias corporativas a nivel mundial, contiene información útil para que usted siga la pista de las tendencias de los mercados mundiales, la tecnología y los lanzamientos de productos, los cambios en política, los antecedentes y movimientos de los socios comerciales existentes y potenciales.

·         PIERS le ofrece las más exhaustivas estadísticas sobre movimientos globales de carga que transitan en los puertos de Estados Unidos y América Latina.

·         TDC Dialog es una base de datos electrónica en dónde puede acceder a información relacionada con las finanzas de las compañías, información sobre registro de patentes, marcas y noticias de mercado.

Photo  Ferias comerciales, exposiciones y congresos

·         El TDC organiza muchas de los eventos líderes del mundo en Hong Kong. Ahora, usted podrá obtener todos los detalles para visitar o exponer en las ferias en Ferias comerciales .

·         Para buscar otros eventos comerciales y conferencias en Hong Kong entre en Ferias y congresos en Hong Kong, y busque las categorías apropiadas.

·         El TDC organiza más de 400 promociones comerciales alrededor del mundo. Sólo tiene que mirar en Comercio de mercancías y Comercio de servicios para identificar aquellas realizadas en sus países o territorios.

Photo Inteligencia de Mercado

·         Si usted está haciendo negocios con Hong Kong, o lo contempla, debe visitar la sección Economía, Comercio y Negocio en HK. Aquí encontrará perfiles comerciales de varios sectores manufactureros y de servicio, estadísticas y análisis de la economía de Hong Kong, así como procedimientos de importación / exportación. También existe un Foro Económico. ¿Qué más tenemos? Usted puede encontrar todos los Departamentos y contactos de asociaciones comerciales del HKSARG en Hong Kong.

·         Si usted está haciendo negocios en el continente chino visite Comercio con China. Usted puede encontrar la Guía para hacer negocio en China, desempeño económico de China y sus provincias, perfil de diferentes industrias, tendencias comerciales, regulaciones de importación, políticas de comercio, etc.

·         A través de la grabación de varios seminarios, entrevistas o conferencias de prensa, el TDC Webcast es el lugar adecuado para que usted obtenga información de mercados e industrias de todo el mundo de manera entretenida.

·         Si desea información de mercado más global, regístrese a través de Servicio de noticias por E-mail y disfrutará periódicamente de inteligencia de mercado (en inglés y chino) proporcionada por el HKTDC de manera gratuita a través de su correo electrónico.

·         Publicando las últimas noticias y oportunidades de negocios el Hong Kong Trader ayuda a las compañías extranjeras a permanecer informadas acerca de la plataforma comercial global de Hong Kong.

Photo Servicios de Apoyo Comercial

·         Centro de Negocios – agrupa una amplia variedad de servicios comerciales y herramientas de e-comercio, incluyendo control de crédito, adquisiciones y logística, declaración de aduana, propuestas, herramientas de viajes de negocios, etc.

·         El tiempo – un lugar donde usted puede averiguar el clima mundial, el tiempo y el calendario.

·         Directorio Web – un camino rápido que le conecta con sitios web de mucha utilidad.
Fuente:  http://www.hktdc.com/

Anuncios
Publicado en Fundamentos de Mercadeo, Hong Kong, Mercadeo | Deja un comentario

La fórmula de la Coca Cola

En realidad, la formula secreta de la Coca-Cola se puede detallar en 18 segundos en cualquier espectrómetro óptico, y básicamente la conocen hasta los perros. Lo que ocurre es que no se puede fabricar igual, a no ser que uno disponga de unos 10 billones de dólares para competir con Coca-Cola ante la justicia (ellos no lo perdonarían).

La formula de la Pepsi tiene una diferencia básica con la de la Coca-Cola y es intencional, para evitar el proceso judicial. No es diferente porque no pudieron hacerla igual. Es a propósito, pero suficientemente parecida como para atraer a los consumidores de Coca-Cola que prefieren un gusto diferente con menos sal y azúcar.

¿Sal en la Coca Cola?
Es exactamente el Cloruro de Sodio en exageración el que refresca y al mismo tiempo da el doble de sed, como para pedir otra gaseosa. Y no resulta desagradable porque la sal mata literalmente la sensibilidad al dulce… del que por cierto también tiene mucho: 39 gramos de azúcar. Es ridículo. De los 350 gramos de producto líquido, más del 10% es azúcar, o sea que en una lata de Coca-Cola más de un centímetro y medio es puro azúcar. Aproximadamente ¡¡tres cucharadas soperas llenas de azúcar por lata!!

La formula de la Coca Cola es muy sencilla:

* Concentrado de azúcar quemado -caramelo– para dar color oscuro y gusto
* Ácido fosfórico (sabor ácido)
* Azúcar (HFCS-jarabe de maíz de alta fructosa)
* Extracto de hojas de la planta de Coca (África e India) y otros pocos aromatizantes naturales de otras plantas
* Cafeína
* Conservante que puede ser Benzoato de Sodio o Benzoato de Potasio
* Dióxido de Carbono en cantidad para freír la lengua cuando se bebe
* Sal para dar la sensación de refrigeración

El uso del ácido fosfórico y no del ácido cítrico como todas las demás gaseosas, es para dar la sensación de dientes y boca limpia al beber. El ácido fosfórico literalmente fríe todo y en alta cantidad puede hasta causar daños al esmalte de los dientes, cosa que el ácido cítrico ataca con mucho menos violencia.

Trata de comprar ácido fosfórico para ver las mil recomendaciones de seguridad que dan para su manipulación (quema el cristalino del ojo, quema la piel, etc…). Está prohibido usar el ácido fosfórico en cualquier otra gaseosa; sólo la Coca Cola tiene permiso. Porque claro, sin él, la Coca Cola quedaría con gusto a jabón.

El extracto de coca y otras hojas casi no cambia en nada el sabor. Es más bien un efecto cosmético, así como no se siente el gusto ni el olor del guaraná (que es amargo). El extracto forma parte de la Coca-Cola porque legalmente tiene que ser así. Pero sin él, no se nota ninguna diferencia en el gusto, que está dado básicamente por las cantidades diferentes de azúcar, azúcar quemado, sales, ácidos y conservantes.

¿Sabores a qué…?
Hay una empresa química aquí en Bartow, sur de Orlando. Los he visitado muchas veces. Ellos producen aromatizantes y esencias para zumos. Mandan sales concentradas y esencias el día entero, camión detrás de camión. Ellos los producen para fábricas de helados, gaseosas, jugos, enlatados y comida colorida y aromatizada.

Visitando la fábrica, pedí ver el depósito de concentrados de frutas, que debería ser inmenso, lleno de reservorios inmensos de naranja, piña, fresa y tantos otros. El encargado me miró, se rió y me llevó a visitar los depósitos inmensos… de colorantes y más de 50 tipos de componentes químicos.

* La gaseosa de naranja es la que no tiene naranja.
* En los zumos de fresa, hasta los puntitos que quedan en suspensión están hechos de goma (una liga química que envuelve un semi-polímero).
* Piña, es un festival de ácidos y más goma.
* La esencia para helado de aguacate usa hasta peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) para dar aquella sensación espumosa típica del aguacate, en el paladar al comer.

La segunda gaseosa más vendida en EE.UU. es Dr. Pepper, siendo el producto más antiguo de todos, más aún que la propia Coca-Cola. Esa gaseosa era vendida, obviamente sin refrigeración y sin gasificación allá por 1800 y algo, en botellitas tapadas con corcho, como medicamento, en las carretas ambulantes que se ven en las películas del viejo oeste americano.

Aparte de curar el dolor de barriga y la uña encarnada, también quitaba la mancha de óxido de una cortina y ayudaba a renovar la grasa de los ejes de las carretas.

Para el que no lo sepa, Dr. Pepper tiene un sabor horrible, muy fácil de reproducir en casa: abre la boca y aprieta el spray del Reflex (producto que usan mucho los jugadores de fútbol para calmar rápidamente los dolores de golpes y contusiones). Ese es el gusto del Dr. Pepper.

Fuente: loretahur.net

Publicado en ciencia, Coca Cola, Formula, secreto | Deja un comentario

El Trueque en Argentina – Estrategia en medio de la crisis de los noventas

En este desastre de la crisis económica argentina de los noventas el sistema de trueque vivió un crecimiento explosivo y resultó cada vez más importante para millones de argentinos excluidos, desempleados y con necesidades elementales insatisfechas.

En total más que 2,5 millones de personas participaron en el trueque. Considerando que no sólo los prosumidores sino que también sus familias se beneficiaron del trueque, entre 5 y 8 millones de personas, es decir más que la quinta parte de la población, pudieron satisfacer una parte de sus necesidades a traves de los intercambios.

El trueque es una organización de caracter civil con el principio de autoayuda. El sistema pertenece al Tercer Sector, es decir, al  margen de la economia normal y de la politica social estatal.

El abastecimiento con productos y servicios de la vida cotidiana fue el motivo principal para participar en el trueque. Los prosumidores adquirieron por ejemplo alimentos, ropa y servicios como peluquería, tratamiento médico, etc. De esa manera los hogares podían bajar sus gastos en pesos considerablemente. Mercedes Gomez, coordinadora del club del trueque “La Estación” en Chacarita cuenta: “Aquí en Chacarita había de todo. Teníamos todo de alimentos, frutas, verduras, carne, qué sé yo. Después había también peluqueros, albañiles, médicos. […] Yo también compré todo para mi familia, compré las frutas, las verduras, el pan, mucho ya no tenía que comprar afuera. Por semana, te diría, que ahorré casi el 50% de lo que normalmente gastaba.”

La importancia que tenía la participación el el trueque y la posibilidad de abastecerse difería según los distintos estratos sociales. En el caso de los sectores medios que normalmente disponían de ciertos ingresos monetarios y no se encontraban en una situación de extrema necesidad, el uso paralelo del trueque les permitió obtener un mayor rendimiento de sus ingresos, mantener un cierto nivel de vida y no caer en la pobreza profunda. Vivían del trueque y podían reservar sus ingresos monetarios para los bienes y servicios que no se conseguían por créditos, por ejemplo para el pago de las cuentas mensuales de gas, luz, etc.
Los sectores populares, sin embargo, se insertaron en el trueque impulsados casi exclusivamente por la urgencia alimentaria. Para ellos el trueque era una estrategia de sobrevivencia sumamente importante, pues se encontraban sin empleo, sin ingresos fijos y les resultaba difícil satisfacer las necesidades alimenticios de sus familias. A diferencia de los sectores medios no participaron en el trueque como mercado paralelo sino casi como la única opción para conseguir algún tipo de ingreso, aunque no sea en dinero sino en bienes y servicios.

A parte del abastecimiento con productos básicos el trueque ofrecía una gran variedad de productos y servicios de segunda importancia que no eran necesarios para sobrevivir. Los participantes pudieron comprar cosas para los cuales normalmente ya no hubiesen podido gastar dinero en el mercado formal y que por tanto eran para ellos productos de “lujo”. Eran esos productos como libros, artesanías, masages reiki etc. No hemos de olvidarnos del positivo efecto emocional que tenían esas posibilidades adicionales de consumo. Con la variedad de productos y servicios se abrió una nueva esfera de consumo a los prosumidores donde pudieron irse de “shopping”. Muchos también pudieron irse de vacaciones dentro del sistema y pagar hasta el 50% del precio en créditos o hacer trueque directo. Varios hoteles de las famosas regiones turísticas de Argentina como Mendoza, Salta y Mar del Plata se habían insertado al trueque. Con los créditos de la RGT también se pudo viajar al extranjero, a Brasil y Uruguay.

También con respecto al tratamiento médico de los participantes el trueque tuvo un papel importante. Ya desde hace como cinco años más del 50% de los argentinos vive sin seguro médico y tiene que pagar a sus médicos por cuenta propia, lo que es casi imposible considerando la enorme falta de ingresos. Hasta 2002 los prosumidores tuvieron acceso rápido y barato a la ayuda médica de varias ramas. Además de médicos clínicos hubo dermatólogos, ginecólogos o también dentistas y psicólogos.
Tambíen se encontraban laboratorios, terapeutas y enfermeros. El trabajo se pagaba con créditos, los costos materiales se tenían que cobrar en pesos, por supuesto, pues los materiales tenían que comprarse por plata en el mercado normal. La RGT cooperó sobre todo en Buenos Aires con empresas de medicina prépaga que disponían de clinicas o ambulancias. La cuota para registrarse como miembro de esas empresas se pagaba por parte en créditos y luego, los turnos se pagaban solamente en créditos.
Es obvio que el tratamiento médico en el trueque no podía incluir tratamientos o operaciones difíciles que hubieran necesitado mucho material y medicamentos. Esos hubieran sido demasiado caros para los pacientes. Pero con respecto al tratamiento básico de enfermedades cotidianas como resfriados o lesiones etc. el trueque contribuyó considerablemente a la mejora del abastecimiento de sus ingresantes.
También con respecto a las posibilidades de terapia, los prosumidores tenían acceso a tratamientos importantes para su salud física y psíquica, hecho que es importante sobre todo en tiempos de crisis y desempleo cuando los efectos sicológicos y sicosomáticos relacionados a esta situación causan enormes problemas.

Fuente: Observatorio de la Economía Latinoamericana

http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ar/2005/br-trueque.htm

Publicado en Fundamentos de Mercadeo, Mercadeo, Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué es el Branding?

Diferenciarse es hoy cada vez más difícil, ya que la calidad y los costes de los productos son similares. Por ello, la clave de los negocios está en el Branding , es decir, en el poder de la Marca como elemento diferenciador.
Para Tom Peters, declarado “gurú de gurús” por The Economist y Fortune, lo que constituye la diferenciación parte precisamente de los intangibles de una empresa: el valor, credibilidad y singularidad de una marca. Así lo explica en el nuevo libro que acaba de publicar bajo el título “El meollo del Branding”.
A partir de su teoría de “las 3 leyes físicas del marketing”: “Beneficios Patentes”, “Un Motivo Real Para Creer” y “Una Gran Diferencia”, Peters nos demuestra que la marca es lo que nos define y que ésta es mucho más que el marketing o los logotipos. Tiene que ver con la pasión, con la historia que queramos contar, con la causa que motiva nuestra empresa. Las historias y experiencias serán más importantes en el futuro que los productos, según Peters, porque la capacidad de transmitir emoción es lo más importante en un mundo controlado por la tecnología.
Tom Peters (1942) saltó a la fama tras la publicación de “En Busca de la Excelencia” en 1982, un libro en el que incitaba a los dirigentes a enfocar los negocios de un modo radicalmente distinto.
Desde el momento de su consolidación como genio empresarial, Peters se convirtió en un consultor y escritor siempre a la vanguardia de la gerencia, defendiendo una actitud de permanente predisposición al cambio. Provocador, heterodoxo, coloquial y directo, sus obras rompen esquemas y son fuente de innumerables “pensamientos empresariales” de gran calado.
Directivos y responsables de cualquier sector empresarial profesionales relacionados con las áreas de Marketing y Publicidad , estudiantes universitarios y de postgrado, especialmente en el ámbito de los estudios empresariales, marketing, publicidad y comunicación; y jóvenes profesionales que quieran diferenciarse en el mercado laboral encontrarán en esta obra un texto idóneo para iniciarse en la estrategia de marca.

Diferenciarse es hoy cada vez más difícil, ya que la calidad y los costes de los productos son similares. Por ello, la clave de los negocios está en el Branding , es decir, en el poder de la Marca como elemento diferenciador.
Para Tom Peters, declarado “gurú de gurús” por The Economist y Fortune, lo que constituye la diferenciación parte precisamente de los intangibles de una empresa: el valor, credibilidad y singularidad de una marca. Así lo explica en el nuevo libro que acaba de publicar bajo el título “El meollo del Branding”.
A partir de su teoría de “las 3 leyes físicas del marketing”: “Beneficios Patentes”, “Un Motivo Real Para Creer” y “Una Gran Diferencia”, Peters nos demuestra que la marca es lo que nos define y que ésta es mucho más que el marketing o los logotipos. Tiene que ver con la pasión, con la historia que queramos contar, con la causa que motiva nuestra empresa. Las historias y experiencias serán más importantes en el futuro que los productos, según Peters, porque la capacidad de transmitir emoción es lo más importante en un mundo controlado por la tecnología.
Tom Peters (1942) saltó a la fama tras la publicación de “En Busca de la Excelencia” en 1982, un libro en el que incitaba a los dirigentes a enfocar los negocios de un modo radicalmente distinto.
Desde el momento de su consolidación como genio empresarial, Peters se convirtió en un consultor y escritor siempre a la vanguardia de la gerencia, defendiendo una actitud de permanente predisposición al cambio. Provocador, heterodoxo, coloquial y directo, sus obras rompen esquemas y son fuente de innumerables “pensamientos empresariales” de gran calado.
Directivos y responsables de cualquier sector empresarial profesionales relacionados con las áreas de Marketing y Publicidad , estudiantes universitarios y de postgrado, especialmente en el ámbito de los estudios empresariales, marketing, publicidad y comunicación; y jóvenes profesionales que quieran diferenciarse en el mercado laboral encontrarán en esta obra un texto idóneo para iniciarse en la estrategia de marca.

Autor y fuentes:
http://www.forobuscadores.com/branding-articulo.php

Publicado en Branding, Mercadeo | Deja un comentario

El Positivismo clásico y el Mercadeo

Seducidos y obnubilados por los postulados del  paradigma positivista  que ha inducido a la creación de modelos mecanicistas y conductuales que pretenden explicar supuestas relaciones de causa y efecto en el comportamiento  del consumidor (Mariampolski, 1999), los investigadores de mercado han recurrido a la encuesta y al experimento como métodos para medir la conducta humana.
Apoyados en su planteamiento operativo básico de que todo aquello que no se pueda medir “objetivamente” no existe, (Hirschman, 1992) desde este paradigma se ha visto a la sociedad como un sistema cerrado perfectamente interconectado entre sí en el cual, al amparo de una forma de pensar lineal, compartimentada, y secuencial estimulada por la sociedad entera, (Hall, 1977), los consumidores han sido considerados seres racionales, perfectamente informados, y plenamente conscientes de sus propias necesidades y deseos (Carpenter et al, 1997).
Para desarrollar sus procesos de estudio del comportamiento del cons umidor los investigadores positivistas altamente dominantes en la casi totalidad de las escuelas de formación de profesionales del marketing, han partido de la formulación de hipótesis que al demostrar significativa coherencia interna entre las variables de causa y efecto comprendidas (validity) y tener siempre la capacidad de reproducir externamente sus resultados con cierto grado de confiabilidad (reliability), han intentado generalizar las leyes del comportamiento más allá del contexto de su
estructuración, como si éste no estuviese moldeado por las circunstancias
coyunturales y situacionales de su propio entorno.
Como resultado de esta misma forma de pensar mecanicista, los investigadores positivistas han asumido que la concepción e implementación del marketing más que ser un proceso social  ad hoc  que se construye en el marco de las condiciones  propias de un entorno determinado, es una técnica fácilmente repetible donde basta con estructurar una fórmula ganadora compuesta por factores tales como la edad, el sexo, el status social, los ingresos discrecionales, el número de hijos, y otros elementos de tipo sociodemográficos que como variables de causa se espera generen el comportamiento deseado, la preferencia por determinada marca.
Dándole mayor preponderancia a la codificación y al procesamiento, los
investigadores positivistas han dejado de lado el origen de los datos, la forma de su recopilación, pero sobre todo su veracidad y autenticidad en función de las categorías medidas.
Han partido, aunque hayan intentado no hacerlo recurriendo a diferentes mecanismos de control, de un conjunto de cifras que hipotéticamente traslucen las diferentes relaciones e interrelaciones entre las variables en juego, para construir todo su andamiaje “analítico”. Para su “interpretación” han recurrido a las avanzadas técnicas de análisis multivariado puestas al servicio de la gerencia moderna (análisis factorial, análisis discriminante, regresiones múltiples, análisis de varianza, análisis de covarianza) y a precisas sofisticaciones estadísticas para las pruebas de hipótesis para muestras independientes o interdependientes (chi cuadrada, pruebas t, pruebas z, entre otras) (McDaniel y Gates, 1999).
Han construido cientos de escalas de fácil aplicación y no precisa interpretación para medir constructos teóricos de gran importancia para la concepción y práctica del marketing, entre las que pueden destacarse aquellas concebidas para medir los rasgos personales (auto-concepto, etnocentrismo cultural), los valores (de consumo, el materialismo) el grado de involucramiento (general, particular), el procesamiento de información (emociones, humor, actitudes), las reacciones a los estímulos publicitarios (credibilidad, perfil de reacción), entre otras.  (Bearden, et al 1993).
Este predominio del paradigma positivista es, en parte, el responsable de las agudas críticas que se le siguen haciendo a la investigación de mercados. Desde señalarla como inútil e ineficiente hasta prácticamente anularla de algunas de las grandes empresas multinacionales, la investigación de mercados ha perdido su verdadero horizonte. Dedicada en muy buena parte a probar soluciones para productos específicos, ha dejado de desarrollar verdaderos diagnósticos del mercado donde se desenvuelve la empresa (Mahajan, Wind, 1999) convirtiendo los informes presentados ante las juntas directivas en un conjunto de cuadros y tablas frías que poco o nada aportan al complejo proceso de decisión que implican los mercados modernos, altamente competitivos e inciertos.
Al utilizarse como una fórmula infalible, la investigación de mercados no ha sido capaz de abordar las verdaderas tendencias de los consumidores en una perspectiva de cultura de consumo donde interactúan los consumidores, los ejecutivos de las empresas y el mercado mismo (Peñaloza, 1999).
xNo ha podido enfrentarse clara y precisamente a situaciones complejas derivadas de hechos relacionados con que no siempre las necesidadesde los consumidores están bien articuladas, sus preferencias noestán perfectamente desarrolladas, requieren aprender sobre el funcionamiento de productos con los que no están familiarizados y desconocen el potencial tecnológico disponible.

Fuente y textos: Dagoberto Páramo Morales  http://editorial.unab.edu.co/revistas/rcmarketing/pdfs/r11_art5_c.pdf

Publicado en Fundamentos de Mercadeo, Mercadeo, Positivismo Clásico | Deja un comentario